domingo, 18 de noviembre de 2018

PREPOSICIONES Y EXPRESIONES COLOQUIALES (2)



Sucede a veces que el título no se ve reflejado en el cuerpo del artículo con la totalidad de su contenido. Cuando el autor es un experto en informática lo cambia al final por otro y  soluciona el problema. Pero cuando está más bien cortito en estas nuevas tecnologías, como es mi caso, no sabe cómo remediar la decepción de los lectores al no ver satisfecha del todo su curiosidad. Esa es la razón de la repetición del mismo título, acompañado de la señal convenida para indicar que desarrolla el mismo tema del anterior.
Continuaré, pues, en orden alfabético con la preposición “en” ante el artículo neutro. Y espero no alargarme demasiado, para ofrecer alguna expresión coloquial dentro del esquema gramatical que estamos manejando o en cualquier otra estructura oracional.
“En lo graciosas y atractivas ninguna mujer aventaja a las andaluzas”
Este ejemplo está tomado de “El artículo neutro” en Hispanoteca de Justo Fernández López. No aparece el autor, lo que da a entender que se ha inventado expresamente con fines pedagógicos. Por lo que llevamos estudiado hasta ahora sabemos que se trata de un /lo/ ponderativo. Los adjetivos afectados por él admiten grados: el grado de gracia y atractivo de las andaluzas es superior al de todas las mujeres, sea cual sea su nacionalidad, etnia y época histórica.
Por si alguien considera inverosímil que frases como esta obtengan la aceptación de cualquier oyente con un mínimo de sentido común, he recurrido a otra que en estos días ha empezado a revivir como arma arrojadiza de acendrado patriotismo contra los dardos secesionistas. Como habrán adivinado se trata de “Que viva España”. Interpretada por Manolo Escobar, ha hecho vibrar de emoción a emigrantes, hinchas de la selección española de fútbol, y público en general. Se estima que del disco, editado por Discográfica Belter en 1972, se han vendido más de cuarenta  millones de copias y ha sido traducido a más de diez idiomas.
Este éxito conseguido en España y en el extranjero no puede explicarse solo  por el patriotismo o la nostalgia. Alguna razón de más peso y un sentido más profundo han debido de encontrar personajes del más alto relieve e intelectuales de reconocida solvencia, para premiar con sus  aplausos el popular pasodoble.
Esperamos desvelar ese misterio con un repaso de la letra, tan minucioso como el espacio del que dispongo lo permita.
“Entre flores, fandanguillos y alegrías/ nació mi España, la tierra del amor.”
En una especie de Génesis folclórico asistimos al nacimiento de España. Tenemos un esbozo de paraíso, y una versión sandunguera de villancico navideño, acompañado de palmas por alegrías. Que España sea la tierra del amor, no hay sino esperar a que vaya creciendo la recién nacida para convencernos de ello.  Aunque una versión torticera nos haya hecho creer otra cosa, desde D. Pelayo solo se ha mantenido un conflicto habitacional con unos okupas africanos. Entre el dueño de Asturias y  los sucesivos jefes de la etnia inmigrante se estableció un diálogo amistoso y se inició la tramitación de un desahucio con algunos altibajos. Cuando se tuvo que llamar a Santiago para que ejerciera de mediador, algunos exaltados exigían el inmediato cierre de España. Al final reinó la sensatez y lo único que se cerró fue Asturias. “Por lo pronto vamos a cerrar nuestra casa, y el que venga detrás que arree”-sentenció el rey astur.
Hasta la época de los Reyes Católicos no se logró la solución del conflicto, siempre en un clima de sereno diálogo y condiciones consensuadas. Mientras tanto los españoles solo hemos sido testigos de espectáculos de zalamera convivencia intercultural entre cristianos y moros, seguidos de besuqueos de carlistas e isabelinos, recibimiento de los embajadores napoleónicos  con flores y frutos de nuestras huertas, y cierto desacuerdo entre republicanos y nacionales con el feliz desenlace de un arreglo de sus pequeñas divergencias en pacífica confrontación de pareceres.
Si en el presente se ve ennegrecido el panorama, el mismo pasodoble nos ofrece una irrebatible demostración de un final que justifique nuestro optimismo. Lo veremos enseguida.
La belleza  de España exige filosófica y teológicamente la intervención de un divino Hacedor, ya que en el mundo no existe ninguna que la supere ni la iguale. Tiene que existir la Belleza en sí,
para que pueda la española participar analógicamente de ella.  Como ese atributo es privativo de España no se puede compartir y de ahí su Unidad indivisible e indisoluble.
No hay emoción ni entusiasmo provocados por los éxitos deportivos de  la mayor repercusión mundial, que enturbien el entendimiento hasta el punto de no permitir la percepción de este luminoso teologúmeno. Pero un pasodoble tiene que ser más conciso y lo resume en dos versos:
“Solo Dios pudiera hacer tanta belleza/ y es imposible que puedan (sic) haber dos.
De este modo, de la hermosura de España se llega a la intervención de la Divina Belleza en su nacimiento, y de la inmensidad de su belleza, a su unidad. Si añadimos a estos dones el ser tierra del amor, quedan desacreditadas todas las teorías y falsedades sobre las guerras entre los terrícolas del Amor. Para mayor abundamiento en versos posteriores podemos entonar a coro:
“España siempre ha sido y será/ eterno paraíso sin igual”
Con la misma limpidez de razonamiento y economía de recursos lingüísticos (ser, poder, haber, hacer, rudimentos del sistema decimal) con que el autor asegura, por deducción rigurosa de la inigualable belleza de España, la necesidad de un divino Hacedor, así también, en la tierra del  amor, la actitud de sus habitantes en la solución pacífica, dialogante y consensuada de los conflictos surgidos en el curso de la historia nos lleva a pensar que en la presente coyuntura “es imposible que no puedan hacer un poder para que pueda haber paz.”
Este estilo aparentemente tosco y vulgar corre el riesgo de emparejamiento con el empleado por Rafael Guerra en su famosa sentencia:
“Lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible”´
Fijándonos bien, la diferencia es abismal. Aunque la del famoso diestro tiene una pátina de lapidaria y a primera vista afirmaríamos que es simplemente una tautología, en realidad no lo es. Si la tautología consiste en la repetición de un mismo pensamiento mediante dos expresiones gramaticales distintas, al añadir “además”, niega la identidad de un pensamiento que dentro de tres palabras o de una sola ni pierde ni gana un ápice de su sentido. Es, pues, una tautología abortada.    
En cambio la del pasodoble es  de una lógica contundente pero no tautológica, y la que me he atrevido a elaborar se basa en que los españoles, auténticos terrícolas del  Amor, tienen interiorizado, como una segunda naturaleza, el sentido de la paz, puesto de manifiesto durante toda su historia, por lo que no es previsible que en ninguna época se desvíen de su destino. Y la frase no hace más que resumir dialécticamente esta conclusión sociopolítica de inspiración rusoniana.  
Estamos analizando parte de un texto sin conocer quién es su autor. Ha llegado el momento de iniciar esta investigación. Tenemos noticia de los autores de la música y de la letra. Son dos belgas que vinieron a España y quedaron encantados. Escribieron y pusieron música a un encendido elogio de nuestro país. Conocemos el nombre del autor de la música Leo Caerts, y el de la letra en idioma neerlandés, Leo Rozenstrater, y sospechamos que el responsable del repertorio musical de la Discográfica Belter, con sede en Barcelona, fue su traductor y adaptador, el cual le propuso a Escobar la grabación  de “su” versión. (cfr. Libertad Digital, 20-10-17).
En homenaje a Carlos Castilla del Pino, que hace más de cuarenta años me abrió los ojos para que descubriera una faceta de la interpretación literaria hasta entonces desconocida, voy a servirme de algunas de sus tajantes afirmaciones, plasmadas en su obra “Introducción a la hermenéutica del lenguaje”:
“Una reflexión detenida nos hace ver que el lenguaje es ante todo expresión, es decir, proyección del sujeto hablante… La diferenciación entre un lenguaje puramente expresivo y otro puramente informativo es falsa…Todo ello es visible cuando del lenguaje como sistema, es decir, de la lengua, pasamos al habla, que es en realidad la específica forma del lenguaje.”
En nuestro caso las influencias y huellas del autor y del adaptador están mezcladas. Del belga,  probablemente calvinista o luterano, pueden ser las resonancias bíblicas: “Dios creador” “eterno paraíso sin igual”, por ser el del Amor y el de la Belleza los árboles plantados en él, no  el de la Vida y el de la ciencia del Bien y del Mal, “tardes soleadas“, “el diestro… saluda con esa gracia de  hidalgo español”, en el caso de que se hubiera olvidado del duque de Alba. Y casi estaría por decir que “La vida tiene otro sabor” es una velada alusión de Rozenstrater a la paella valenciana.
Del adaptador es seguro que procede el “mi” de “mi España”, “la sardana y el fandango me emocionan” por unir al almeriense Escobar con la casa discográfica catalana, también la sencillez del vocabulario para facilitar la memorización del pasodoble, y tal vez la utilización en “puedan haber” de este último verbo con valor personal, reflejado en el auxiliar, uso extendido en la Comunidad Catalana y en la Valenciana.
De los “Viva España” y “España es la mejor” no se puede sacar ninguna conclusión sobre la autoría pues más bien responden al sentimiento de unos y otros. Pero no olvidemos que autores, firma discográfica y cantante estaban interesados en el beneficio económico y esperaban que estos desahogos patrióticos incrementaran las ventas.
Pasemos por fin, a los ejemplos y expresiones coloquiales. El primero cumple las dos condiciones.
“No te preocupes, mamá. Estaré de vuelta en lo que se persigna un cura loco”
Más  sencillo hubiera sido decir “en un santiamén”. Para ello ni siquiera hubiera sido necesario saber que es la gramaticalización de las dos últimas palabras de “In nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti. Amen”.
Hay una costumbre, no sé si muy extendida, pero afincada en determinados ambientes, que consiste en anteponer a sintagmas nominales “lo que es” y formar los preposicionales mediante “preposición + lo que es”. Por ejemplo:
“Estamos en San Antonio ¿no? Pues coja usted por lo que es la calle Ancha, siga por Novena, y al llegar a lo que es el Palillero, tuerza a la derecha y, al final está lo que es la Plaza de las Flores”.

Es como decir: “Acaba usted de terminar su colaboración mensual, apague usted lo que es el ordenador y vaya a sentarse en lo que es el salón, y deje usted que nosotros descansemos también de lo que es un verdadero rollo”.

Juan de la Fuente

sábado, 17 de noviembre de 2018

DAMASEANDO

Juan De la Fuente recomienda en mi onomástica guardar silencio con mudez boyera y abrir el morro animal cuando solo, y solo si, tenga algo que decir más allá del mugido habitual que conlleva su torpe testarudez.

No puedo, pese al respeto que el tal profesor merece y téngole, bien lo sabe desde antaño, ejercitar la mudez recomendada por él, pues aunque por animal me sé, sin ser cabestro a la vez, he pasado este viernes por la tarde ejerciendo cual monago de Santiago, lo que de Dámaso Piña aprendí, esto es sacando brillo al candil y dando sidol a los tesoros de alpaca del escaso ajuar del eremitorio al que presto acudo a orar con otros animales, bautizados eso sí,  como yo, de condición similar.

Eremitorio es demasiado decir. Es una revolviura, en una esquina al pasar, en el hueco de un  jardín,do hubo aljibe una vez, piadosas manos dotaron de casa provisional a un santo Cristo portugués al que le falta desde el hombro para abajo humero, cubito, radio y los ocho huesecillos de la muñeca y la mano. Tiene cara de pavor y barba de paisano de Tras os Montes que es recordar y llorar.

Hay una Nuestra Señora que recuerda las que pinta don Manuel, Gaitero de padre es y Rosado por la madre que le inspira su belleza de madre que ya se fue, y por si faltara poco una Virgen del Carmelo con faro y barco a sus pies.

La tarde pasado he, recortando con lima y sierra un candelabro regalado que no cuadra así poner. Casi tres horas de cortes y arreglos y medidas del revés. Conseguido fue y redújose al precisado nivel.

La tarde ha pasado presto, la cháchara de congéneres no mudos,  alivió mi torpeza y entre tiempos y larguezas Dámaso se ha hecho presente como en Santiago los viernes, como comendador de don Juan, Tenorio que no De Fuente.

Mudo me vuelvo otra vez. Dispensa pido a don Juan. El chiclanero linense se merece, me parece, romper mi mudez de buey.


Alberto Revuelta.

martes, 13 de noviembre de 2018

TRES PODERES

Enfrentamientos entre magistrados del Tribunal Supremo, patinazos espectaculares de presidentes de Sala y del Alto Tribunal, befa pública por tales entuertos. Sanchez y Casado, otros dos presidentes, que no se hablaba y que se ponen de acuerdo  para nombrar otro presidente, un juez para sustituir al fracasado señor Lesmes, de ingrata memoria. Y en perspectiva el juicio a los políticos presos por la declaración unilateral de independencia de dos millones de ciudadanos catalanes.  Un horror. 

Antes de cesar el día cuatro de diciembre por finalización del mandato, el Consejo General del Poder Judicial presidido por el señor Lesmes , ha decidido no sancionar  a la juez de vigilancia penitenciaria numero tres de Lugo que se dedica en sus horas libres a ejercer de tarotista y vidente con gran experiencia en echar cartas de tarot.  20 euritos por consulta. El presidente de la Sala Tercera del Supremo, el incendiario hipotecario, cobraba por dar clases a alumnos de una fundación bancaria. Tampoco han sancionada a la presidenta del tribunal que condenó a Otegi y que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado por falta de imparcialidad y sentenciar en un juicio injusto. Otro horror.

Tres poderes y un sólo capital verdadero.


Alberto Revuelta.

sábado, 10 de noviembre de 2018


EN BOCA CERRADA.....

El gerente de la Conferencia episcopal española declara hoy  a El País que el porcentaje de pederastas en la Iglesia católica española es irrelevante. Convendría saber cual es el porcentaje de canónigos magistrales adúlteros del clero catedralicio español. ¿Y qué  número de obispos practican la sodomia entre los que están en activo, separando el campo estadístico de los eméritos?. Hay gente que no debía hacer declaraciones públicas antes de consultar con un maestro nacional con treinta años de servicio en Fuentesauco, sin ir más lejos. ¡Con la que está cayendo!.


Alberto Revuelta.

martes, 6 de noviembre de 2018

UN OBISPO Y UN MINISTRO DE EXTERIORES

Tenemos en la República Centroafricana un obispo español, cordobés, que lleva años alertando, sufriendo, hablando y escribiendo de los terribles enfrentamientos etnicos, confesionales, delincuenciales y políticos que está sufriendo la población más pobre y desamparada del país y de su territorio diocesano. Hace unos días y en una visita d3 veinticuatro horas, el ministró francés de Asuntos Exteriores, en Bangui, capital del país, se ha ofrecido a echar una mano en el conflicto: 24 millones de euros en armamento. Tiene muy presente que Rusia se ha asentado en el pais y ayuda en varios ámbitos, también el de defensa. La República Centroafricana es un Estado fallido con un irresuelto conflicto violento. El obispo cordobés está invitando a los cojos, a los tullidos, a los ciegos, a los pobres y a los que están en los cercos de los caminos. Es la única manera de no fallar.


Alberto Revuelta.

domingo, 4 de noviembre de 2018

viernes, 2 de noviembre de 2018

COMUNION DE LOS SANTOS Y DÍA DE DIFUNTOS


Michon, escritor francés, hoy celebrado, hablando de la muerte, ocurrida el mismo día que los ataques terroristas en Nueva York en 2001,  de su madre acaba de decir comentado una creencia de su tierra : “Hay una creencia en el cristianismo: la comunión de los santos. Postula que cuando alguien, con un alma magnífica, se apaga, un desastre considerable ocurre en algún lugar del mundo. Me dije: Es esto. No soy especialmente devoto, y es terrible decirlo, pero de alguna manera me alivió, me distrajo, aquello era una catástrofe mucho peor que la muerte de un individuo en el departamento de la Creuse, pero era como si el mundo entero participara del duelo”.
Alberto Revuelta

jueves, 1 de noviembre de 2018

VARILLERO VILLAREJO

En Cádiz, o al menos en Puntales, Fariña, Cerró del Moro y el INI, a los varilleros que desatascan bajantes y alcantarillas y, antiguamente, pozos sépticos, se les conoce por su nombre seguido de “el de las cañas”. Villarejo el de las cañas se entrevistó con la abogada del Estado por oposición y secretaría general omnipotente del PP en la planta noble de la sede social del partido. Querían ponerse de acuerdo para evitar repercusiones del caso Gurtel. Incluso el de las cañas admitió haber intentado destruir pruebas de lo ocurrido. Y ahora cuando se ha descubierto el pastel los dirigentes bisoños del PP de Casado se dedican a decir que del contenido de las grabaciones no se deduce delito alguno. Ya. ¿ No sabía la abogada del Estado y diputada nacional que estaba obligada por el Código Penal a poner en conocimiento de los tribunales los posibles delitos de los que tuviera conocimiento?. ¿ No sabía que obstruir los caminos de la Justicia es delito?. Usted sí que sabe y su Casado más.

Alberto Revuelta 

viernes, 26 de octubre de 2018


     TROMPITOS…CHOCOS, SALMONETES, BACALAO

Faltaron los cachuchos. Pero, en su ausencia, las papitas aliñás estaban ¡de mojar pan en su aceitito!
Sucedió en la calle Plocia. Emilio alcanzaba los 18 (el orden de los factores no altera el producto) y, en su mayoría de edad, otros tres ‘jóvenes bartolomeos’ le acompañamos a la mesa. No es nada rencoroso y nos perdonó no haberle incluído entre los ‘membrilleros’, entre los del ‘veranillo del membrillo’…
Lo cierto es que un 9 de Octubre de 1937, en el pasado siglo, ‘sacaron de las aguas’ (cual Moisés) de Isla Cristina a ‘un choquerito’ de color bermejo.
Sin embargo –hijo y hermano, familia de pescadores- nunca dejó (ni en Isla, ni en Sancti Petri, ni en  Roche, ni en Chiclana) la mar, las redes, la pesca.
Y cuando el Maestro le dijo ¡sígueme! No le pidió que
Dejase redes, barcas ni padres, como a los Zebedeos.
Sólo algunos (de la iglesia `presbiteriana’ o ‘episcopaliana’) que no lo conocen bien (en Cádiz o Salamanca) han intentado amordazarlo, que ‘se suelde la lengua’ o que ‘pique el anzuelo’…
Pero èl entiende de ‘buena pesca’.
Y conoce a los ‘peces’ con sólo mirar a los ojos.

                                                                    Luis Suárez.

miércoles, 24 de octubre de 2018

PREPOSICIONES Y EXPRESIONES COLOQUIALES




En literatura, si es que merecen este nombre unas cuartillas emborronadas o unos signos que, tecleados torpemente, aparecen en la pantalla de un ordenador, también se admiten los juegos de azar. Uno de ellos lo practico momentos antes de dirigirme a la playa. Alargo la mano al primer entrepaño de la estantería y cojo el libro más cómodo de llevar y menos expuesto al deterioro por su aceptable estado de conservación. El de hace unos días era “El surco del tiempo” de Emilio Lledó, un autor de mi preferencia desde hace años, pues satisface muchas de mis aficiones, la literaria, la filosófica, la greco-latina y la pedagógica.

Reproduce el autor un pasaje del Fedro de Platón, en el que Sócrates se dirige a Fedro y le cuenta un antiguo mito.
Theuthe, un antiquísimo dios de Egipto, inventor del número y el cálculo, la geometría y astronomía, el juego de las damas y los dados, y lo más importante, de las letras, se presenta ante Thamus, rey de Egipto, y le expone todos estos inventos para conocer su opinión sobre la utilidad que pueden reportar a los egipcios. Después de recibir la aprobación de unos y la reprobación de otros, al llegar al invento de las letras, el dios pondera lo ventajoso que será para los egipcios su conocimiento, pues serán como un fármaco de la memoria y de la sabiduría.

No es el rey del mismo parecer. Cree que más que la memoria fomentarán el olvido. No memorizarán los conocimientos pues ya están almacenados entre las letras, y al no seguir reflexionando dentro de sí y extrayendo todas las consecuencias que entrañan, los irán olvidando, y por eso mismo se convertirán en unos ignorantes verdaderos y unos sabios falsos.

Platón, por boca de Sócrates en su diálogo con Fedro, establece una comparación entre la escritura y la pintura. Los personajes pintados al ser preguntados “callan muy dignamente”: σεμνῶς πἀνυ σιγᾷ.

Y las palabras escritas proceden del mismo modo. Dicen solo lo que se dejan leer. Sobre su padre biológico, hermanos gemelos si los hubiera y si esta es la primera o segunda residencia no dicen ni mu.

Ese estado de letargo y de inerte conservación lo expresa el mismo Emilio Lledó en la Introducción al Fedro incluido en el tomo III de los Diálogos de la BCG, pág. 304, distinguiendo dos términos griegos: la hypómnesis (ὑπόμνησις) y la anámnesis (ἀνάμνησις).
La primera designa un recordatorio. Para Lledó eso son las palabras escritas mientras permanecen en su mutismo, durmiendo hasta el tiempo de su lectura. Mientras tanto  solo serán “significantes con superficies que solo se reflejan ellas mismas, sin hacernos transparente el universo del saber”.
Un recordatorio es generador de sabiduría cuando el recuerdo que provoca “brota del tiempo interior, cuando emerge de la autarquía y de la mismidad. El tiempo de la anámnesis, de la reminiscencia, se despierta desde la reflexión, o sea, desde la lectura de sí mismos.”

Esta larga introducción que me ha deparado el azar, no la merece un trabajo tan modesto como el de ensartar la preposición “desde” con el artículo neutro. Con solo escribir desde… a/ hasta, extraería de mi más absoluta autarquía un ejemplo como: “La enseñanza debe ir desde lo simple a lo compuesto”. Que lo mismo podría decirse que “debemos llegar al conocimiento de las cosas simples a partir de las compuestas”, que es lo que santo Tomás escribe en el Proemium [1] al De ente et essentia:
“ex compositis simplicium cognitionem accipere debemus”
Y ahí terminaría mi agobiante trabajo. Pero ¿qué anámnesis podría surgir en la mente de mis lectores con la lectura de tan opuestas hypómnesis?

Mejor sería continuar el juego de azar del que tan buen fruto he obtenido con solo alargar la mano hacia el primer durmiente que se me ofrecía en el lecho más cercano.
Y este fue el premio:


Desde lo hondo a ti grito, Señor; De profundis clamavi ad te, Domine;
Señor, escucha mi voz; Domine, exaudi vocem meam.
Estén tus oídos atentos Fiant aures tuae intendentes
A la voz de mi súplica. In vocem deprecationis meae


Esta primera estrofa de las cinco que componen este salmo penitencial (130), más conocido por músicos y poetas en latín que en lenguas vernáculas, ha suscitado en mí  recuerdos de un tiempo y unos años que han marcado mi vida.
Hay honduras espirituales y temporales, y gritos que suenan de distintas maneras. ממעמק׳ם   y קראת֙ך

De esta forma el orante del salmo 130 se dirigía a Yahweh: “desde lo hondo” “grito”. Pero cuando como cristiano lo pronuncio en español o en latín o en una impeorable transcripción, mimasmaquim y quertiná, no puedo reproducir los sentimientos de ese judío que espera a un Mesías no sé si como salvador político o renovador espiritual. Entre las honduras temporales hay al menos tres en los comentarios que acompañan al salmo en franciscanos.org, de donde he sacado el ejemplo.

Me he sumergido en primer lugar en el curso 1953-54 en la Universidad Pontificia de Salamanca. Coincidí como estudiante de cuarto de teología con Juan Esquerda Bifet y además como residentes en el Seminario de san Carlos. Aparece en el primer comentario de este salmo. Si el término “edificante” puede recuperar el sentido que en ese tiempo tenía, ese debe aplicársele a Esquerda. Era un hombre edificante. Llegó de Lérida como diácono y al año siguiente completó como sacerdote el bienio de Licenciatura. Era cerca de un año mayor que yo, pero en madurez me superaba en diez. Compañeros míos lo trataban como a un director espiritual. Un año después de la terminación de sus estudios en Salamanca y obtenida ya la Licenciatura en Teología, le encomendó su Obispo una suplencia como director espiritual del seminario de Lérida y se convirtió en una estancia de doce años. Toda su vida puede leerse en “Conversación en Barcelona con Juan Esquerda Bifet”, por Fermín Labarga. En su blog “Compartir en Cristo” leo hoy 23 de octubre: «Cristo unifica el corazón haciéndolo reflejo de Dios Amor. Así nos hace entrar en la intimidad divina y comprendemos mejor la dignidad de todos nuestros hermanos».
Monseñor Esquerda es Consultor de la Congregación para el Clero desde 1977, y de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos desde 2003, Director espiritual en el Pontificio Colegio Urbano y Catedrático emérito de Misionología en la Pontificia Universidad Urbaniana de Roma.

En esa misma zambullida me veo asistiendo junto a seis o siete compañeros a uno de esos cursos preparatorios de la tesina de Licenciatura. Lo dirige El P. Maximiliano García Cordero O. P., el firmante del segundo comentario. El tema es de candente actualidad: el valor histórico de los once primeros capítulos del Génesis, el género literario empleado por el autor sagrado y las evidentes concomitancias con los relatos mesopotámicos de la creación, la formación del hombre y de la mujer, el paraíso, el origen de los dioses, que leemos, una vez descifrada la escritura cuneiforme, en textos como el Poema de Gilgamesh o el Enuma elish. Me vi superado por tal avalancha de datos, y a la tercera clase dejé de asistir. Elegí en su lugar el análisis de “De Concordia Praescientiae et Praedestinationis et Gratiae Dei cum libero arbitrio” de san Anselmo de Canterbury, y allí me encontré en mi propia salsa.

Al tercer comentarista, el P. Luis Alonso Schökel, lo conocí solo por sus libros. Y no de temas bíblicos, sino de Literatura. Sus dos tomos de “La formación del estilo”, uno del 1957 (3ª ed.) y el segundo del 1958 (2ª ed.) me prestaron un servicio en mis clases del seminario que no agradeceré bastante. Los conservo y siempre aprendo algo. El tomo subtitulado libro del alumno, está repartido entre Vocabulario, La corrección. Los giros, El trabajo del estilo, Epítetos, Imágenes, Antítesis, Frases hechas, Estilo descriptivo, Estilo narrativo, El diálogo, El estilo de ideas. En cada apartado se estudian como modelos desde cuatro autores hasta trece en dos de ellos. No rechaza a ninguno por sus ideas o creencias.  Lo mismo trae fragmentos de Carmen Laforet, Ortega, Neruda, Aleixandre, Baroja, Unamuno que de Eugenio Montes, Pemán o Giménez Caballero.

Volvamos a las honduras espirituales. De una forma o de otra los comentaristas aludidos interpretan la actitud del salmista como de arrepentimiento y aflicción, pero también de esperanza en la misericordia divina. “La hondura radical es el pecado, que aleja al hombre de Dios y  lo envuelve en oscuridad…el hombre puede atravesar la oscuridad con su grito, después aguarda y espera. Como la aurora devuelve la luz, así Dios devolverá su favor.”(L. A. Schökel)
Como cristiano y sacerdote, a través de las tinieblas y ceguera que genera el pecado, la luz de la fe me permite descubrir esa dos huellas que me ha dejado grabadas el paso de Jesús al sumergirme en las abismales aguas de su Muerte y su Resurrección, cuya misteriosa actualización sacramental tantas veces he anunciado en voz alta, que aún me parece oír sus ecos, mezclados con mi propia respuesta:

“Anunciamos tu muerte, proclamamos tu resurrección. ¡Ven, Señor Jesús!”

jUAN DE LA fUENTE

martes, 23 de octubre de 2018


                      MAESTROS Y ALUMNOS


No creo que haya excesiva diferencia entre niños y enseñantes gaditanos, murcianos y asturianos. Quizás sólo en el lenguaje. Los unos podrán ser: quillos, nenicos o guajes. Y los otros: maestrillos, maestricos o maestrinos. Y sus correspondientes Consejeros de Educación Autonómicos: ministrillos, ministricos o ministrinos. Y algo parecido entre los castellano-leoneses…

Lo que sí nos podemos encontrar, aquí en Cádiz, es con algún ‘trabajador de la enseñanza’, activista sindical ´liberado’, que en su vida ha dado ‘palo al agua’ como docente. Y menos mal. Porque de lo contrario –con alguna otra- es posible que hubiesen ‘enseñado’ que América ‘ya estaba allí’ cuando llegó Colón, aunque fueran españoles los causantes de un enorme genocidio no sólo en aquellas tierras, sino de la sangre derramada ‘desde el Nilo hasta el Mekong’. Amen de otros ‘conocimientos geográficos’ como el del ‘otro descubrimiento’: el de Moscú en Asia, más allá de los Urales…

¡Lástima! Porque, con esos ‘políticoenseñantes’, el subidón de nivel de conocimientos de los alumnos andaluces sería verdaderamente espectacular. Y no habría lugar a agravios comparativos ni a complejos de inferioridad con respecto a castellano-leoneses..’ni a finlandeses!
¡Menudo subidón de nivel de Andalucía!

No sé a que viene tanto escándalo, agravios y complejos.
¿No sería mejor reconocer los datos, los hechos, la realidad?
¿Y acabar con esa lacra de ‘políticoenseñantes’ del rencor, la contracultura y la ‘desmemoria histórica’?

A ésos, a ésos,  es a los que hay que ‘botar’.

Y pronto. ¡Por el bien de Andalucía, España y la Humanidad!

Luis J. Suárez Alvarez
DNI 31062170
Cádiz.