sábado, 13 de octubre de 2018


LA  BULLA

En Cádiz se estila mucho la ‘bulla’. Hay bulla siempre y para todo. Se forman bullas en Carnavales y en Semana Santa. Y no digamos en los papeos y croqueteos que organizan los ‘organismos’ , más o menos públicos, más o menos privados. Y a veces, cuando el acceso –de pago o valvulina-  al bien de consumo, a la ‘oferta’, al transporte, está medianamente ‘organizado’, se forman ‘colas’ que es algo a lo que también somos muy aficionados los ‘gaditanos auténticos’. Otros no. Hay quien siente alergia a las colas. Le entra prisa –también bulla-  y procura colarse…¡por la cara!

No en todas partes es lo mismo.
En algunas partes de Asturias, en bable, llaman bulla (o buya) al estiércol de les vaques, que allí utilizan como abono de huertas y campos.

Sucedió en Cádiz. Una asturiana de Pravia, aguardaba pacientemente su turno en la cola de idem.. Una gaditana espabilá le pregunta ¿tiene usted bulla? La praviana se mira la suela de los zapatos y contesta: ‘No, ninguna, no he pisado nada’.
Y la listilla, la ‘enteraílla’, va y se cuela ‘por la cara’.

Algo parecido ocurrió el Día de la Hispanidad, en el Palacio Real.
Que dos okupas, los Sánchez (ella de soltera, Gómez), se quisieron ‘colar’ por la cara.
Menos mal que alguien les gritó: ¡Eh, esos, a la cola!

Luis J. Suárez Alvarez
DNI 31062170

MEMBRILLEROS

Si, como algunos dicen, ‘el veranillo del membrillo’ puede durar desde el 29  de Septiembre (‘veranillo de San Miguel’) hasta el 11 de Noviembre (‘veranillo de San Martín’), éstos son –según mi muy incompleta información- los membrilleros/bartolomeos nacidos en los meses de Octubre y Noviembre: 
02.10.1936         Muñoz García, José Carlos
03.10.1923         Macías Guerrero, Juan de Dios
25.10.1946         Delgado Alvarez, Gabriel
28.10.1936         Piñero Serván, José Francisco
28.10.1924   Fernández López, Manuel
01.11.1920         Atacho Rodríguez, Salvador
03.11.1925         Quintero Pérez, Pedro Jesús
27.11.1938         Sibón Galindo, José Luis
29.11.1927         Araújo Ruiz de Conejo, Sebastián
29.11.1943   García del Castillo, Juan

domingo, 7 de octubre de 2018


¿DAY OF CHARI FEST?

Vivo sin vivir en mí. ¡Ojú que nervios tengo que no me pueo aguantá! En ascuas, desde el sábado pasado en que, en la página 13 de este mismo DIARIO, se publicaba un vistoso cartel en el que se invitaba a celebrar -¡por tó lo arto, lo jarto y lo bajo!- nada menos que todo un ‘DAY’, toda una ‘FEST’…

Pensé, en un principio, que era un reclamo para turistas de toda índole, clase, raza, etnia, color, género, sexo, religión o cultura, forasteros y forasteras del turismo interior y exterior.
Al releerlo, más atentamente, sospeché que iba dirigido preferentemente a ‘catalanes’ de la DIADA,  a los gringos del THANKSGIVING DAY, Día de Acción de Gracias,  y a los alemanes de la OKTOBERFEST de la Cerveza. Pero sin discriminación (ni ‘positiva’ ni ‘negativa’)  hacia otros, guiris, guachisnais, gaditas y adictos  a la ‘(paela’ yes, ja),al gañoteo y el croqueteo.

Seguí prestando atención al dichoso (y mal dicho) ‘Gran Evento’ que anunciaba el cartel para ‘7 de Octubre desde 12,30 h.’ Y que, al parecer, no podía calificarse de ‘Evento’ puesto que lo ‘organizaban’ laborales y funcionarios (no ‘eventuales’; fijos, por oposición, de plantilla) de la ‘Delegación Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Cádiz’.

Y con la destacada presencia de ‘Mala Manera’, de muchos ‘Vivos’ y ‘vivatis del cuentelati que sin doblati pasan la vía/ yo me acordati de sus castatis/ que tienen muchos duros ahorratis/ de practicá…¡la tunantería!’

Lo que me lleva a sospechar que la anunciada y programada ‘Day of Charri Fest’ (mejor de ‘charrris caleterrras’, como cantaban ‘Los Guiris’, gaditas de Hamburgo, de aquella chirigota retroprogre del pasado siglo)  …no va a ser otra cosa que un ‘acto curturá’.

Donde algunos ‘trabajadores de la enseñanza’,  liberados sindicales anticapitalistas, activistas de ‘pancarta y megáfono’, aprovecharán para ‘curturizar ar personá’, y para ofrecer a la ciudadanía el cumplimiento de ‘sus derechos’ de barra libre y papeo de válvula.

Y, de paso, aprender idiomas, historia y geografía. Que, por ejemplo, que, aunque cuando llegó Colón, ‘América ya estaba allí, los españoles somos culpables de un genocidio que ‘cubrió de sangre desde el Nilo hasta el Mekong’. Y que cuando ‘la diosa transparente’ descubrió Moscú en Asia, los Urales también estaban allí’….

 Bueno, no está mal el ‘Day of Fest’ organizado por la Delegación de Cultura.
Lo extraño es la fecha señalada. Un Domingo, Día del Señor, 7 de Octubre, Fiesta de Nuestra Patrona, Santísima Virgen del Rosario Coronada.

Quizás, el ‘Day of Fest’, laica se supone, encajase mejor en un lunes 8, fiesta cívica, local, no laborable.
Y además, san Demetrio.  Buen día para conocer los méritos y ‘deméritos’ de los intervinientes en la ‘Fest’.

Bueno, cuando esta carta se publique –si es que se publica- ya todo habrá pasado. Y podremos salir de dudas.
Mientras tanto…’¡vivo sin vivir en mí!’

Luis J. Suárez Alvarez

sábado, 6 de octubre de 2018

MENORES MARROQUÍES NO ACOMPAÑADOS

La llegada de numerosos adolescentes y hombres jóvenes marroquíes, de la que mucho se habla estos días especialmente en nuestra tierra, coincide con la aparición en público del emir de los creyentes y sultán de Marruecos, Mohamed VI, con un reloj de muñeca valorado en un millón de euros. Fabricado por la empresa rusa Patxi Philippe, se  trata de un modelo 5980/14006, con una pulsera de oro blanco de 18 quilates y entre la esfera y la pulsera alberga 893 diamantes con un peso de 4.468 quilates. Se fabrica a demanda. Forbes calcula que la fortuna personal del monarca Alauita ronda los 2.100 millones de euros. Me parece que la Junta de Andalucia, el Gobierno de España, las ONG que trabajan con menores extranjeros y el Defensor del Pueblo, deberían reflexionar sobre ese hecho. “Los hechos son tozudos”. Lo dijo Lenin.

Alberto Revuelta.

martes, 2 de octubre de 2018

IMPORTANCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO

 

    Estamos viviendo unos momentos en los que no tenemos más remedio que acudir a lo que dicen nuestras leyes si no queremos ser esclavos de intereses partidistas. Por ello, voy a exponer parte de las leyes que nos afectan como ciudadanos:

“ Constitución de 1978
    La actual Constitución de 1978 dedica su Título VI al Poder Judicial y su artículo 123 al Tribunal Supremo reconociéndole como el órgano jurisdiccional superior en todos los órdenes, con jurisdicción en toda España, siendo su Presidente nombrado por el Rey, a propuesta del Consejo General del Poder Judicial, en la forma que determine la Ley.​
Atribuciones
    Conoce y decide en única instancia los procesos de responsabilidad civil o penal contra el Presidente y los ministros del Gobierno de la Nación, los senadores y diputados de las Cortes Generales, el Presidente y los magistrados del propio Tribunal Supremo y vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el Presidente y los magistrados del Tribunal Constitucional y otros integrantes de altas instituciones del Estado y de las comunidades autónomas.
    Asimismo, conoce y decide los procesos de ilegalización de partidos políticos, a instancia exclusiva del Ministerio Fiscal o del Gobierno, requerido a ello por el Senado o el Congreso de los Diputados.
También conoce y decide los recursos ordinarios y extraordinarios previstos por la Ley contra las resoluciones de los tribunales inferiores.
Por último, conoce y decide los demás procesos que la Constitución o la Ley reservan a su competencia.
    Garantías constitucionales
     El Tribunal Supremo goza de una posición análoga a la de las Cortes Generales y el Gobierno de la Nación, a causa de posición equivalente como cabeza de uno de los tres Poderes del Estado.
     En garantía de su libertad de funcionamiento, el Tribunal Supremo cuenta con la prerrogativa de ejecutividad de sus actos en virtud del principio de obediencia a las resoluciones judiciales firmes consagrado por la Constitución, en conjunción con el hecho de que la mayoría de las resoluciones de este Tribunal son firmes por tratarse de soluciones a recursos contra actos de los Tribunales inferiores.
  

  Además, el Tribunal Supremo es el único que puede ordenar la detención de sus propios miembros y sólo él puede procesarlos y separarlos por responsabilidades civiles y penales en el desempeño de sus funciones.
    Adicionalmente, el Consejo General del Poder Judicial también supervisa el funcionamiento del Tribunal Supremo, aunque todos los actos de este Consejo pueden ser anulados por el propio Tribunal Supremo en vía contencioso-administrativa.
     Organización y funcionamiento
     El Tribunal Supremo está compuesto por el Presidente del Tribunal Supremo y por un número indeterminado de Magistrados adscritos a las diversas Salas que lo integran, todos ellos nombrados por Su Majestad el Rey a propuesta del Consejo General del Poder Judicial.
     En el seno del Tribunal Supremo existen órganos jurisdiccionales, es decir, encargados de administrar justicia en nombre del Rey juzgando y haciendo ejecutar lo juzgado, y órganos gubernativos y administrativos, es decir, aquéllos con función de gobierno y dirección o de simple administración y auxilio a los otros dos grupos.
     Órganos jurisdiccionales: las salas del Tribunal Supremo
     El Tribunal Supremo está dividido en cinco Salas, que entienden de los recursos que se presenten contra las resoluciones de los Tribunales inferiores y en primera o única instancia de los procesos sobre responsabilidad del Presidente y los Ministros del Gobierno de la Nación, de los Senadores y Diputados de las Cortes Generales, del Presidente y los Magistrados del Tribunal Supremo, de los Vocales del Consejo General del Poder Judicial, del Presidente y los Magistrados del Tribunal Constitucional y de otros integrantes de Órganos Constitucionales del Estado y las comunidades autónomas, siempre según los respectivos órdenes jurisdiccionales”

    Hasta aquí lo que dice nuestra constitución, principalmente sobre el Tribunal Supremo, y Consejo del Poder Judicial.


                                                 Juan de Dios Regordán Domínguez

lunes, 1 de octubre de 2018

PARROQUIAS ALEMANAS




Lanza de Ivanhoe en el torneo eclesial. Numerosas parroquias alemanas están amparando, como comunidades abiertas de asilo y protección a migrantes que van a ser expulsados, al aplicarles las administraciones procedimientos urgentes que no garantizan los derechos que les garantizan las distintas normativas aplicables a inmigrantes y refugiados, solicitantes de asilo y protección subsidiaria. Estas acciones son también eclesiales. Y el cardenal McCarrik?, y  Viganó?. Te qu’i pu’í!.


Alberto Revuelta 

viernes, 28 de septiembre de 2018

“MUCHO RUIDO Y POCAS NUECES…”



   Era el año 1980 y desde el año anterior funcionaba en un Centro Ordinario de EGB un Aula Específica de Educación Especial, (Pedagogía Terapéutica). La verdad es que fue una experiencia muy interesante porque el Profesor del Aula, al ser el tutor de 12 alumnos diagnosticados, podía desarrollar su labor contando también con el apoyo del resto de Profesores para procurar la integración de algunos de los niños del Aula en actividades puntuales en las que pudieran participar
.
     Recuerdo aquel día en que daban una conferencia sobre la Constitución en mi centro y tres niños del Aula Específica participaron, asistiendo con los demás niños. Para mí fue una agradable sorpresa que los tres niños hubieran sido capaces de captar algunas ideas básicas de convivencia y que me quisieran demostrar quien tenía más autoridad, según lo que habían dicho allí. Me decían: “¿Sabes quién manda más? :”El Supremo”. Dialogando con ellos fueron capaces de manifestar que se trataba de hombres y mujeres muy buenas, que querían a todas las personas  y que buscaban la justicia para todos.

     Estamos en el año 2018, en España, se habla mucho, se discute más y al poner a nivel de duda al Supremo, la justicia se tambalea. Y la inocencia de aquellos niños que eran capaces de descubrir que había hombres y mujeres que luchaban para que hubiera justicia para todos, brilla por su ausencia, en la mayoría de los casos. No obstante, me quedo con el recuerdo de que “El Tribunal Supremo  es el órgano constitucional de España que se encuentra en la cúspide del Poder Judicial. Es el tribunal superior en todos los órdenes, salvo lo dispuesto en materia de garantías constitucionales cuya responsabilidad descansa en el Tribunal Constitucional, ajeno al Poder Judicial. Es un órgano jurisdiccional único en España con jurisdicción en todo el territorio nacional, constituyendo el tribunal superior en todos los órdenes (civil, penal, contencioso-administrativo, social y militar)”.
     
    Habrá que profundizar en toda la doctrina que nos diga de verdad que luchamos por la justicia, respetamos los dictámenes del Tribunal Supremo y que no nos interesa eso “MUCHO RUIDO Y POCAS NUECES”


                                                                Juan de Dios Regordán Domínguez

miércoles, 26 de septiembre de 2018

‘SEMBLANZAS DIOCESANAS’

Acabo de recibir un libro editado por el ‘Secretariado Diocesano para el Patrimonio Histórico – Artístico’.
Cádiz 2018
Textos:
José Antonio Hernández Guerrero
Tiene un subtítulo:
‘Semblanzas cristianas de obispos, sacerdotes, religiosos y seglares de las Diócesis de Cádiz y Ceuta de los siglos XX y XXI’


Mi intención es la de agradecer, tanto al remitente como al autor, el envío de tan preciado ejemplar, magníficamente escrito y editado.
Y, a la vez, poner en conocimiento de todos los miembros de ‘Compañía 19’ su existencia y contenido.
Porque de las casi 120 semblanzas, más de la mitad corresponden a sacerdotes diocesanos (ya fallecidos) a los que todos hemos tratado y conocido. Y que han tenido relación directa o indirecta con nuestro Seminario de San Bartolomé. Y que han convivido con nosotros varios años, aunque algunos procediesen de otras diócesis


He leído, querido José Antonio, con avidez y agrado, tus ‘semblanzas’.
Muchas gracias.


Su lectura me ha llevado a releer y contrastar tu anterior ‘Nuestras Gentes’.
(Por cierto, Pepe, he echado de menos alguna que otra ‘semblanza’: la de don Camilo de San José, del padre Pepito de San Antonio, del padre Curro de San Lorenzo, de Flores, de Andrés López Martínez, de Eugenio Castro, de Alberto Más, de Pepe Piñero…)


Gracias otra vez. Y un fuerte abrazo


Luis José

EL /LO/ Y SU ENTORNO (2)


El arrebato que me impulsó en la última entrega a inventarme un ejemplo, lo achaqué al irrefrenable deseo de vivir intensamente la energía de la lengua. En mi subconsciente estaba actuando algún residuo de mis fragmentarias lecturas de Humboldt, quien entiende la lengua como energía (ẻνέργεια), una fuerza que crea nuevas formas pre-articuladas para que, en posteriores etapas, encajen en los esquemas gramaticales ya sedimentados y aceptados por la comunidad de los usuarios del idioma.
Así nació “Con lo que yo te quiero y ¡lo mal que tú me tratas!
¿Qué categoría oracional ortodoxa podría servir de horma a esta oración? Recordarán los lectores  que me incliné por la interpretación de oración compuesta subordinada adverbial concesiva. Y, para salir del paso, apelé al pleonasmo. Tanto la preposición “con” como la conjunción “y” tienen en común el sentido de nexo, la primera con su término y la segunda entre cualquier categoría gramatical. Pero me faltó analizar la contradicción moral que surge con la unión de esos dos factores. Al amor más o menos desbordado no se puede responder con el desamor y los malos tratos. En medio de esas dos actitudes hay moralmente un muro de contención. Si se unen las dos mediante una “y”, es como si se derribara un obstáculo. Precisamente lo que significa la conjunción “sin embargo”: sin impedimento, contra toda norma ética, escrita o grabada en la naturaleza humana. De lo que se deduce que esa “y” encierra dentro de su leve volumen fónico la fuerza de un obús.
Ahora bien, el siguiente paso que impone la lógica gramatical es consultar el diccionario y la gramática. El Diccionario Ideológico de la Lengua Española de Julio Casares, Secretario perpetuo de la RAE, puntilloso lingüista donde los haya, reza así:
Y conj. copulat. cuyo oficio es unir palabras o cláusulas en concepto afirmativo.
Y entre las gramáticas, hay alguna que le atribuye además diversos valores, propios  más que de la conjunción en sí, de los elementos lexicales introducidos por ella.
Este vacío nos aproxima a la teoría de gramáticos como Coseriu que proponen junto a una lingüística de la lengua una lingüística del habla, que es la lengua en acción. Y no solo en acción sino escuchada y oída, ya que, a pesar de la etimología de “literatura”, la letra siempre será un sustitutivo de la voz. Así lo entiende Alberto Manguel en su obra “Una historia de la lectura”:
“Hasta bien entrada la Edad Media, los escritores daban por sentado que sus lectores oían el texto en lugar de limitarse a verlo, de la misma manera, en gran medida, en que ellos enunciaban cada palabra mientras componían la frases”
Insistiendo en la vivacidad del habla frente a la mesura y contención de lo escrito, conviene, para percatarse de esta diferencia, despojar la frase en cuestión de algún elemento susceptible de ser tachado de superfluo, y esperar el efecto que causa ese despojo.
El resultado de la supresión de los pronombres personales  “yo” y “tú”, incluidos ya en las desinencias verbales, sería el siguiente:
Con lo que te quiero, y ¡lo mal que me tratas!
Hagan el pequeño esfuerzo de leer las dos oraciones en voz alta. No les dé apuro. Nadie les va a oír.
El “yo” (no en vano es un pronombre personal) representa a la persona. Y las personas tienen que dar la cara, mostrarse con el rostro descubierto, a través de los ojos, en los que se reflejan la ira, la tristeza o el cansado desengaño, y por la voz, en la que se puede imaginar la voluntad quebradiza de mantener vivo un “te quiero” en peligro de extinción.
La reacción de quien se oculta tras el “tú” no la sabremos hasta oír su respuesta. Podremos, eso sí, imaginarlo con los ojos bajos, en un silencio cobarde,  o encarado con altivez a las justas protestas de la hipotética mujer o amante, o, como sucede con harta frecuencia, volviendo a un lado y a otro la cabeza, con mirada distraída, mientras exhibe una sonrisa cínica y displicente.
Para continuar el estudio de los sintagmas con el artículo /lo/ precedido de preposición, digamos que no siempre su sentido concesivo es tan dramático. A veces viene revestido de un sonriente reproche que baja los humos vanidosos de más de uno. Suele desarrollarse en la cocina una escena matrimonial a la que pone fin un broche de este jaez:
“Hay que ver, con lo listo que eres para unas cosas y lo torpe que eres para otras”
Además de este sentido concesivo, un tanto anómalo, el mismo esquema puede albergar otro más maternal, por el componente de ánimo y aliento que respiran sus palabras.
“Con lo inteligente que eres, seguro que sabes la solución del problema”
(Cf. Hispanoteca. “El artículo neutro”.  Justo Fernández López))
La seguridad del autor o autora de esta velada arenga, se fundamenta en el conocimiento firme del alto coeficiente intelectual del presunto estudiante en trance de someterse a un examen. La interpretación sintáctica de la frase sería la de una oración compuesta subordinada adverbial causal. La utilización como instrumento de tan envidiable inteligencia, la convierte en causa instrumental del presumible éxito.
A no ser que, como quien echa un jarro de agua fría, sospechemos que a través de la impasible sintaxis, se trasluce un tópico  de amable cortesía o un inseguro sentido del adjetivo “seguro”.
Cuántas veces, al oír el timbre de la puerta, hemos exclamado sin vacilar:
“Seguro que es el nieto del vecino de abajo, que no hay nadie en casa de su abuelo, y sube para que le dejemos la llave que tenemos de su portón”

Y al abrir, aparece el revisor del gas.

sábado, 22 de septiembre de 2018

ATENTOS, SIN CHUPARSE EL DEDO

Rechazo absoluto de los pederastas y sus encubridores en la institución eclesiástica católica. Millones de católicos y miles de presbíteros, diácono y religiosas, trabajamos gratuita y denodadamente paliando miserias y combatiendo injusticias. La sagacidad del palomar evangélico,  obliga a preguntarse porque llevamos largos meses en los que los medios financiados por el Forbes de ricos y famosos machaca con casos de crímenes sexuales de clérigos de vetusta actualidad. Las políticas de Trump, Macron, May, Salvani, Sánchez, Merkel, Putin y quienes aparecen como mascarones de proa de los que son dueños del ochenta por ciento de la riqueza en nuestro mundo, ¿no tiene nada que ver con el cerco de pederastia a todas horas contra esa tarea de ocultas gentes y de la rompedora y tranquila batalla de Bergoglio contra la barbarie de poderosos, ricos sin alma y dictadores vestidos de paisano?. No nos dejemos engañar.


Alberto Revuelta

lunes, 17 de septiembre de 2018

Nota.- Me manda Esteban Tabares, esta reflexión de Javier Fajardo, para que la difunda. Así lo hago desde esta compañía bien aguerría, bien templada y bien acogedora. Alberto

Corbetas y Derechos Humanos
Estos días están siendo muy duros para mí. Mi sindicato y mis compañeros de Navantia San Fernando están movilizándose para que no se cancelen los contratos para fabricar corbetas para Arabia Saudí y lo están haciendo mandando el mensaje de que ese trabajo debe estar por encima de todo.
Esta situación me está obligando a reflexionar todo lo profundamente que soy capaz. Y ante diferentes comentarios me siento en la obligación de poner por escrito mis reflexiones y compartirlas con amigos y conocidos. Realmente se trata de una cuestión controvertida y difícil de matizar porque afecta a cuestiones prioritarias en la vida y en la conciencia de muchas personas, en especial de trabajadores del sector naval y de toda la comarca de la Bahía de Cádiz. Y soy consciente de que cualquier opinión que discrepe o simplemente matice la opinión generalizada puede ser mal interpretada o, directamente, despreciada.
Debo empezar diciendo que mi posición no es en modo alguno equidistante de de las personas que me rodean, en especial de los trabajadores de los astilleros de la Bahía. Toda mi vida la he dedicado a defender los intereses de los trabajadores metalúrgicos de la Bahía, desde que empecé a trabajar en una contrata de la antigua Matagorda, hoy Navantia Puerto Real, antes Astilleros Españoles y antes Izar y hasta mi prejubilación en la quinta Reconversión Naval que sufrí durante treinta y muchos años. Los intereses de los trabajadores fueron siempre la orientación de mi trabajo sindical en mi astillero, en todo el sector naval español y en mi sindicato Comisiones Obreras. Y durante muchos años en primera fila, desde los tiempos de la clandestinidad a que nos obligaba el franquismo.
Nuestra lucha, muchas veces dura y comprometida y con frecuencia arriesgada, llevó el sufrimiento a muchos compañeros de todas las ideologías y aprendimos poco a poco a explicar nuestras posturas y a tratar de incorporar a todo tipo de personas y asociaciones (culturales, vecinales, sindicales, políticas...)
Recuerdo que nuestras reivindicaciones eran complejas y diversas. La mejora de nuestro salario, la lucha contra condiciones laborales peligrosas, la búsqueda de jubilaciones y el mantenimiento de los puestos de trabajo, que era la primera y principal. Pero también las incapacidades en las mejores condiciones, el cooperativismo para conseguir viviendas asequibles, las ayudas para que los hijos de los trabajadores pudiesen ir a la universidad, cooperativas de consumo...
Y por supuesto incluían medidas sociales y políticas como más y mejor democracia, justicia y libertad, participación en todos los asuntos que afectaban a la vida de los trabajadores...

Como anécdota recuerdo cuando en el Sindicato Vertical nos recomendaban que nos centráramos exclusivamente en cuestiones puramente laborales, olvidando temas políticos. Pero en las Comisiones Obreras, infiltradas en el Vertical, teníamos claro el mensaje de que debíamos dirigir a los compañeros: sin democracia, sin libertades, nuestros problemas no tenían solución. Y los trabajadores nos entendían y se daban cuenta que los derechos humanos también eran algo que debíamos defender.
Recuerdo también, como si fuera ayer, la lucha que mantuvimos los tres astilleros de la Bahía para no reparar el Buque Escuela de la marina de Chile, el Esmeralda, porque había servido de centro de detención, tortura y asesinato de demócratas en el golpe de estado del general Pinochet. Todos los trabajadores de los tres centros votaron en diversas asambleas por abrumadora mayoría que aquel buque, construido en Astilleros de Cádiz no se podía reparar aquí. Tuvo que ser remolcado a Portugal. Los trabajadores preferimos perder el salario de varios días antes que olvidar los valores democráticos y de solidaridad con el pueblo Chileno.
Por supuesto ahora son otros compañeros los que llevan sobre sus espaldas la lucha sindical en los centros de trabajo. Yo me dedico a otras cosas pero no soy indiferente a lo que ocurre allí donde he pasado la mayor parte de mi vida laboral.
El problema que se plantea en estos días es suficientemente conocido por todos: a raíz del anuncio de la ministra de defensa de nuestro país de anular la venta de 400 bombas-misiles de alta precisión y capacidad de destrucción a Arabia Saudí, se filtra la posibilidad de que, en represalia, ese país anule el jugoso contrato para la fabricación de cinco corbetas que, según lo firmado, se construirán en Navantia San Fernando dando trabajo a más de cinco mil trabajadores (entre personal fijo y trabajadores de industrias auxiliares) durante un tiempo considerable.
Arabia es un país que está masacrando a otro país, Yemen, sin ningún tipo de escrúpulos, bombardeando hospitales, colegios, entierros, bodas y todo lugar donde se puedan acumular personas civiles, hombres, mujeres, ancianos, niños... Lo último conocido ha sido la destrucción de un autobús repleto de escolares que fueron masacrados sin compasión. Yemen está sometida a un boicot que hace que no puedan llegar al país ni alimentos ni medicinas imprescindibles. Arabia es además un país protector de terroristas musulmanes que siembran el terror en el mundo. Para más inri es un país aliado de Israel y de EE.UU.
Hasta tal punto sus barbaridades son tan tremendas que países civilizados como Francia y Alemania se han negado a venderle armas susceptibles de ser utilizadas para provocar el terror. Muchas barbaridades que comete Arabia Saudí son silenciadas por las agencias de información pero, aun así, las que sí llegan nos llenan de horror. Y

algunas O.N.G., entre otras, Médicos Sin Fronteras, que cuenta con personal español, nos comunica sin pelos en la lengua lo que ellos y ellas contemplan a diario con sus propios ojos.
Así pues el dilema que se plantea como ineludible es el siguiente: o trabajo o dignidad y derechos humanos. O se olvidan los derechos humanos o se pierde el trabajo.
Este dilema no es nuevo sino recurrente.
-O te olvidas de esa zona verde en la que yo pretendo construir un hotel para el que pienso contratar a cincuenta personas como tú o no hay trabajo.
-O aceptas el contrato de cuatro horas, trabajando doce y cobrando ochocientos euros al mes, o no te contrato.
.O aceptáis esta fábrica con chimeneas sin purificación de humos y con vertidos a la red de saneamientos o la pongo en otro pueblo con menos remilgos.
-O te olvidas de que estas prendas están fabricadas por niños en un país empobrecido, a un euro la hora, o lo compras al doble del precio, el que te ofrecen otros fabricantes con más escrúpulos.
-O modificas la legislación laboral a la baja, rebajando la capacidad negociadora de los sindicatos o me llevo la fábrica a otro país más comprensivo con el capital.
Podríamos seguir con muchos ejemplos que todos conocemos y que persiguen que las personas, especialmente los parados y sus familias, acepten lo que les echen por tal de tener empleo.
Esto está sucediendo en estos momentos en la Bahía. “No quiero bajo ningún concepto que los niños de mi alrededor pasen hambre. Si otros niños de países que ni conozco ni quiero conocer son masacrados, yo ni tengo la culpa ni quiero saber nada. Que no me pongan por televisión imágenes truculentas. Yo con cambiar de canal tengo bastante. Siempre habrá otro programa de cotilleo, o de deportes o de animalitos que son muy instructivos. Pero a los míos y a mis vecinos que no los toque nadie, que yo soy muy solidario”. Cosas parecidas se oyen en los programas de radio y de televisiones locales.
O trabajo para mí y los míos o derechos humanos para extraños que no conozco de nada. Esa es la única alternativa. O como dijo aquel: “barcos sin honra o honra sin barcos”.
En realidad es un dilema falso. En el sindicato que yo conocí, que yo fundé junto con otros pocos en Matagorda en los primeros años de la década de los setenta, pensábamos: Trabajo, sí por supuesto, sin él no se puede vivir, pero trabajo con

derechos en el cual se pueda vivir con dignidad y con la frente muy alta y en solidaridad con todos los trabajadores y personas del mundo.
Sé muy bien que es difícil, pero cualquier otro atajo es un crimen y un error.
Puerto Real 12 y trece de Septiembre de 2018 Javier Fajardo Sánchez

PODER DEL VOTO Y CORRUPCIÓN




     Teniendo en cuenta la situación política que estamos viviendo en España, parece oportuno hacer una reflexión seria porque en definitiva nos está afectando a todos los ciudadanos. En el corto período de tiempo del actual Gobierno se está actuando a base de uso del Decreto Ley que si no se corrige se convertirá en una forma de gobernar muy parecida a una “dictadura”. Gobernar a base de pequeños toques se hace insoportable para los mismos gobernantes y para los ciudadanos.

     Y es que tal como está compuesto el Parlamento para  conseguir el éxito de la Moción de Censura han tenido que llegar a unos acuerdos  en los que, en definitiva, las subidas de impuestos: luz, gasóleos, están haciendo que suban todos los servicios, la alimentación y todo lo que precisamente se prometió que no subirían. Lo que se pregonó que iba a ser suave para las clases medias ha sido un engaño más.  Son muchos los que lamentan el giro que ha tomado la acción política y esperan que, de alguna manera, todo tenga solución.

     El “Poder” del voto ha llegado a su máxima cotización porque la necesidad de las matemáticas, ha hecho posible la realidad que estamos viviendo, una democracia raquítica que está estructurada a extremos difíciles de controlar. Se está a un paso  del peldaño de la corrupción.  Así no se tiene capacidad de encarar los problemas fundamentales de los ciudadanos y se sacan sólo aquellos temas que pueden ser llamativos para pequeños grupos a los que contentan.

      En los momentos actuales, tal vez, convenga recordar que la comunidad política nace para buscar el bien común, en el que encuentra su justificación plena y su sentido y del que deriva su legitimidad propia. ¿Y qué es el bien común?. El bien común abarca el conjunto de aquellas condiciones de vida social con las cuales los seres humanos, las familias y las asociaciones pueden lograr con mayor plenitud y facilidad su propia perfección.

     Es evidente que la comunidad política y la autoridad pública se fundan en la naturaleza humana, aunque la determinación del orden político y la designación de los gobernantes se dejen a la libre elección de los ciudadanos. El ejercicio de la autoridad política, así en la comunidad en cuanto tal como en las instituciones representativas, debe realizarse siempre dentro de los límites del orden moral para procurar el bien común según el orden jurídico legítimamente  establecido. Es entonces cuando los ciudadanos están obligados en conciencia a obedecer. De todo ello se deducen la responsabilidad, la dignidad y la importancia de los gobernantes.

     Pero cuando la autoridad pública, rebasando su competencia, oprime a los ciudadanos, éstos no deben rehuir las exigencias objetivas del bien común; les es, sin embargo, deber defender sus derechos y los de sus conciudadanos contra el abuso de tal autoridad, guardando los límites que señala la ley natural.

     A pesar de las dificultades hay que reconocer que tenemos campos de acción y que es conforme a la naturaleza humana que se constituyan estructuras político-jurídicas que ofrezcan a todos los ciudadanos, sin discriminación  alguna y con perfección creciente, posibilidades efectivas de tomar parte libre y activamente en la fijación de los fundamentos jurídicos de la comunidad política, en el gobierno de la cosa pública, en la determinación de los campos de acción y de los límites de las diferentes instituciones y en la elección de los gobernantes.

     Quiero finalmente recordar a todos los ciudadanos el derecho y al mismo tiempo el deber que tienen de votar con libertad a los que consideren mejores  para promover el bien común. Hemos de alabar y estimular la labor de quienes, al servicio de los ciudadanos, se consagran al servicio de la acción política y aceptan las cargas sin buscar el provecho interesado personal y familiar.

                                                Juan de Dios Regordán Domínguez.